Uno en un millón.

No importa el tiempo si no hay distancia. No importa la distancia si siempre estás aquí. No eres sueño, ni una idea difusa, no eres otra cosa que realidad. No me importa ver las cuatro lunas, ni los cambios en el mar. Dejaré que las aves canten lo que tengan que cantar, que los ríos […]

Leer más Uno en un millón.

Estar, eso es lo que cuenta.

Levitando, entre la realidad que distorsionaste en la vanidad, flotas como aquella pluma que el ave perdió, cedió sin saber, dejo libre. Un día cualquiera será echada de menos, así sea un instante corto, un parpadeo, seguro no. Soy libre, pero no floto, libre, sí, con los pies en la tierra, los ojos en el […]

Leer más Estar, eso es lo que cuenta.

La noche debía llegar.

Cae la noche, de nuevo rutinario, otra vez sin nada especial. Termina el día, uno mas. Cae la noche, sublime, seguro no habrá estrellas, igual no podré disfrutarlas. Tengo los ojos nublados, perdidos, solo quiero dejarlos descansar. Cae la noche, se rinde, como aquel que decidió ya no buscar, como el que entendió que su […]

Leer más La noche debía llegar.

Las cuatro patas

Abrazo a cuatro patas, las suyas, las tuyas, las mías. No hay propiedad sobre esa felicidad, ni rabo que su menear detenga. Es tu mirada sincera, tu lealtad, el estar conmigo cuando nadie más lo está, el no dejar que me pase nada malo, el compartir mi tristeza y bienestar. Abrazo a cuatro patas, las […]

Leer más Las cuatro patas

Sigo mis pasos

A veces me detengo, un par de segundos y no mas. Lo hago para tomar aliento, o dejarlo, extrañar si es debido, recordar cuando tiene sentido, olvidar si es obligatorio y buscar ánimo, o darlo, así sea un poco. Sigo luego con mis pasos, ni pesados ni largos, nunca tan cortos, siempre sin ritmo. Sigo […]

Leer más Sigo mis pasos

El primero

Lo tengo clavado en la memoria, el primero, lo mejor es que llegó producto de la mala puntería, un yerro que agradezco, por torpe, por certero. El primero, ese que se invita y obliga a ser segundo y tercero, repetir hasta aprender y comenzar de nuevo, ese que es sorpresa, sonrisa tímida, tremor y dulzura. […]

Leer más El primero

Morena, oscura.

Tuve la noche completa, somos uno en soledad. La brisa no paró, el frío no existe entre una sabana vieja, entre sus historias. Déjame tus ojos negros déjalos, harán juego con el silencio. Déjame tu boca llena, tu sonrisa, la guardo para un tiempo mejor. Son ojos y boca, eres tú, anhelo. Eres la vida, […]

Leer más Morena, oscura.